La democratización de la inversión y la aparición de los influencers financieros que propició la pandemia

El confinamiento prolongado y las restricciones de ocio durante el año 2020 y 2021 provocaron un aumento del ahorro en aquellas personas que pudieron mantener su puesto de trabajo o acogerse a un ERTE.

La casi nula movilidad y las muy escasas posibilidades de ocio producto de las restricciones, derivó en una cantidad de tiempo libre mayor de lo que acostumbraba la generación millenial, y esto condujo a un auge de los canales de finanzas personales.

Esto, unido a la proliferación de nuevas Apps para la gestión e inversión financiera, cada vez más intuitivas y con comisiones por transacción increíblemente bajas o incluso gratuitas, produjo el despertar en muchas personas que descubrieron que podían sacar rendimiento al dinero antes usado para ocio. Así fue como centenares de millones de pequeños inversores inyectaron miles de millones al mercado y todo cambió.

Esto provocó que el mundo de la inversión se democratizara y se socializase mediante comunidades o “tribus” en Telegram y Youtube provocando fenómenos nunca antes vistos: como el pulso que hicieron los inversores particulares a los todopoderosos y multimillonarios hedge funds como sucedió con acciones como GME y AMC, por poner un ejemplo.

Y si bien las inversiones llevan consigo un riesgo inherente, hay un tipo de influencers financieros que promulgan la inversión pasiva, recurrente y segura mediante el efecto del interés compuesto.

Uno de los exponentes de ese tipo de inversión es Javier Linares, quien desde su canal de Youtube promueve la inversión recurrente en fondos indexados como el SP500 o el MSI World a través de bancos o neobancos como MyInvestor, reduciendo así el riesgo de inversión y transformándose en una especie de “fondo de ahorros” con una rentabilidad media nada desdeñable del 10% anual.

Y es que las compañías y entidades financieras vieron un filón en el auge de los influencers financieros para penetrar a una audiencia bastante bien formada y precalificada, con una intención/interés claro en ganar dinero mediante la inversión.

Este mismo lunes Javier Linares dio una charla sobre fondos indexados para MyInvestor a los miles de inversores de la plataforma, pues la demanda de conocimiento en el ámbito financiero en todo tipo de activos no ha dejado de crecer desde 2019, y la tendencia es clara para 2022.

La incertidumbre del futuro de las pensiones y la alta inflación que hay en España, unido al desabastecimiento de materias primas, los problemas en la fabricación de microchips y la guerra en Ucrania, han provocado el caldo de cultivo perfecto para buscar el ahorro mediante la inversión como una forma de protegerse de la inflación en tiempos convulsos, crear un fondo de emergencia o generar una fuente de ingreso pasivo a medio-largo plazo.

Relacionados

La participación de 176 equipos confirma la esencia solidaria de la Oxfam Intermón Trailwalker 2022

La Oxfam Intermon Trailwalker cerró hoy su 11ª edición en Girona con 176 equipos y…

Llega el renting de equipamiento óptico para B2B en la Online Store de Leica mediante Iberent Technology

Una iniciativa pionera en España donde una empresa de producción de equipamiento óptico y cámaras…

La firma de calzado Popa en plena expansión

La firma de calzado española Popa, que nació hace ya siete años con las menorquinas…

Mercedes Vegas, directora de Expansión de Schmidt, en el Top 30 influencers de Franquicias

Tormo Franquicias y Consulting junto con Franquicias Hoy, han elaborado un listado donde se encuentran…

Fersay presenta dos nuevos tostadores horizontales de marca propia

Fersay amplía su gama de desayuno con dos nuevos modelos de tostadores horizontales de 600w….

Las chips orgánicas sal marina, de Monti, galardonadas con el “Excellent Taste Organic”

En estos premios, sólo están calificados para participar aquellas bebidas y alimentos de agricultura orgánica….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *