La medicina reproductiva y la tecnología se unen para lograr un embarazo sin salir de casa

Desde el pasado año, la telemedicina es una realidad que está presente en todos los hogares y que facilita la comunicación entre las clínicas y los pacientes. Desde Fertility at Home han dado un paso más allá creando FIV en Casa – un servicio de medicina reproductiva que a través de una app permite monitorizar los tratamientos reduciendo al máximo las visitas a la clínica – ofreciendo así la mayor garantía de comodidad y seguridad para sus pacientes.

Desde Fertility at Home – debido a la situación de incertidumbre originada por el coronavirus – vieron la necesidad de estar más cerca de sus pacientes. Para ello, un equipo de profesionales de la reproducción asistida con más de 20 años de experiencia a nivel nacional e internacional, pusieron todos sus esfuerzos para desarrollar FIV en Casa – un servicio pionero en Europa que cuenta con una app creada por su propio equipo especializado de I+D+i – que ha llegado para revolucionar el mundo de la reproducción asistida.

Una solución que, gracias a la tecnología, permite reducir al máximo la asistencia de los pacientes a la clínica permitiendo un seguimiento personalizado y constante de todo el proceso con una mayor seguridad y privacidad.

“Gracias a la tecnología, FIV en Casa nos permite con toda seguridad, confianza y eficacia, lograr un embarazo sin salir de casa. Trabajamos con centros colaboradores para llegar a cualquier rincón del país. La situación actual no puede frenar el sueño de miles de familias y por ello, hemos puesto todos nuestros esfuerzos para estar cerca de nuestros pacientes”, declara Enrique Criado, CEO de Fertility at Home.

Primera clínica telemática de EuropaDesde la primera consulta informativa hasta el final del tratamiento – incluyendo pruebas y analíticas – se realiza de forma segura y cómoda desde el hogar. La atención personalizada a través de la app y las visitas de seguimiento en el domicilio aseguran la misma eficacia del tratamiento en clínica, añadiendo: comodidad, ahorro de tiempo y confidencialidad.

En el caso de la Fecundación in Vitro (FIV), por ejemplo, solo es necesario desplazarse a la hora de realizar la punción folicular y la transferencia de embriones, pudiendo realizarse la estimulación ovárica y todo el seguimiento desde casa. En el tratamiento de ovodonación, solo será necesario trasladarse a la clínica para la transferencia embrionaria.

Para los controles ecográficos, la paciente decide el día y la hora de la visita ginecológica. La enfermera, que se desplaza al domicilio, cuenta con la formación y el equipo adecuado para realizar una visita segura.

“Comenzar un tratamiento de reproducción asistida adaptado a tu ritmo de vida y a tus necesidades ya es posible gracias a FIV en Casa”. ¿Se quiere saber más? Escribir a [email protected] o llamar al +34 606 759 915.

Ver vídeo: https://youtu.be/UnmDwNeU7uE

Más información: https://fertilityathome.com/fiv-en-casa/

Primera consulta gratuita.

Relacionados

Comprar lotería en la App de Pideloto ahora tiene doble de premio gracias a: Pidepuntos

La administración de Lotería La Frontera, situada en Petrer, Alicante, inaugura una nueva etapa en…

Miaceiteadomicilio presenta la gama de aceite de oliva ecológico

Miaceiteadomicilio es la tienda online de Oleofer S.L, una empresa que lleva trabajando el aceite…

Centro de Adicciones Instituto Sócrates, especialistas en recuperación de adicciones sin ingreso

Habitualmente, para tratar las adicciones se utiliza el recurso del ingreso como manera de controlar…

Alquiler de moto de agua o barcos en Ibiza: ¿cómo hacerlo y dónde?, por IBIJETS

Muy famosa por la animada vida nocturna y el ambiente más festivo, Ibiza cuenta también…

Ciberataques: la importancia de la ciberseguridad. Por LQN Soluciones

Las empresas españolas deben prepararse para el futuro, y para ello no hay más remedio…

¿Cómo conseguir la rutina de limpieza ideal de una comunidad de vecinos? Por Grupo BERNI

Cuando se habla de un lugar compartido, la limpieza de garajes y espacios comunitarios no…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *