La prestigiosa socióloga Alicia Aradilla da las pautas para afrontar una sociedad vírica

Foto de La socióloga Alicia Aradilla

La importancia de la fortaleza mental según la prestigiosa socióloga Alicia Aradilla ante los retos que la humanidad está viviendo.

‘LA BATALLA ESTÁ SERVIDA: HUMANIDAD CONTRA LOS VIRUS’

En muchas ocasiones se escucha a emprendedores y empresarios la expresión “quiero cambiar el mundo” Actualmente la respuesta más plausible sería deja de ser humano, conviértete en virus y en un par de años has cambiado a distinto.

Bromas aparte. Los dos últimos años de la historia han cambiado la forma de vivir radicalmente. Según la socióloga Alicia Aradilla, experta en neurolinguística: “Entre confinamientos y olas, una tras otra, se entra en un nuevo año lleno de contagios exponenciales que de nuevo separan, aíslan y convierten la ilusión de celebrar en un alto riesgo de vida – literal. La famosa “nueva normalidad” cada vez se percibe más lejana y quimérica”.

“Quizás porque ser más humanos será la manera de no acabar colonizados por los virus.

¿Está la humanidad ante una guerra entre humanos y virus? Si así fuera, la humanidad lleva varias batallas perdidas embarcada ya en la tercera dosis de la vacuna.

Hay unas reglas de juego social que aún no se han comprendido:

1.- La salud es comunitaria, la mejor manera de cuidarse a uno mismo es cuidar al otro

2.- El individualismo comienza a ser muy disfuncional. Centrarnos únicamente en los sueños, deseos e ilusiones individuales es una estrategia perfecta para destruir la comunidad.

3.- Ser comunidad. Ser seres sociales y como tales jugamos bajo unas reglas sociales. Entender que el otro (alteridad) forma parte de la individualidad de cada persona y sus intereses. Es un objetivo comunitario combatir y ganar a la COVID y sólo desde el foco al objetivo grupal se podrán conseguir los objetivos individuales.

4.- Visión sistémica, la manera de encontrar ese lugar individual es crear un lugar social donde todos quepan.

5.- El placer aplazado. En esta rueda de imágenes, prisas, inmediatez, caducidad rápida y tantos aspectos más que dan una velocidad de vértigo a la vida, recuperar el placer de aplazar. Aplazar fiestas, viajes, encuentros, rutinas y, ¿por qué no? Deseos y sueños. Saber aplazar manteniendo la motivación.

La salud es comunitaria, y sólo desde ahí se podrá alcanzarla, ir un poco más allá de la inmunidad (sanitaria) de grupo, para lograr a la inmunidad (Social) de grupo, sobre todo, de nuestras miserias”.

www.aliciaaradilla.es

Relacionados

PACARI suma un nuevo reconocimiento con el Premio Excelencias Gourmet

Por ser chocolates 100% orgánicos, procedentes del comercio directo y ser la única empresa en…

Nace Feetcalm, la primera firma enfocada en exclusiva al cuidado integral de los pies

Los pies de cada persona caminan una media de 5.000 pasos al día y, si…

El Congreso de F&B Hotelero analiza oportunidades y desafíos para la industria de Alimentación y Bebidas

El Congreso tendrá lugar en la Academia de Cine de Madrid el 31 de enero…

AleaSoft: Los precios de los mercados eléctricos europeos se dan un respiro en la tercera semana de enero

Producción solar fotovoltaica y termosolar y producción eólicaLa tercera semana de enero terminó con un…

ILIA Consulting crece con la integración del despacho de abogados Codina-Canalda

ILIA Consulting ha sido una de las firmas que más ha crecido en los últimos…

Gana Energía: nueva campaña para afrontar la cuesta de enero reduciendo la factura energética

Gana Energía, empresa comercializadora independiente de electricidad que ofrece energía 100% renovable, pone en marcha…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *