Las habilidades digitales de los directivos condicionan el éxito de las empresas en el nuevo entorno

Son muchas las empresas que, en el último año, han transformado sus procesos de manera urgente y casi por obligación. No obstante, aún existen otras que no cuentan con una cultura corporativa basada en la innovación y la agilidad, un factor clave y determinante para la transformación digital de una empresa.

Si bien la digitalización es un proceso transversal para toda la empresa, la clave para su correcta puesta en marcha es que sea liderada por directivos capaces de definir estrategias y planes de acción adaptados a la economía digital. Pero para lograr este objetivo, se debe contar en la organización con líderes que tengan los conocimientos y habilidades necesarias para implementar el cambio hacia el nuevo entorno cada vez más digital, en el que prima la innovación, la eficiencia y la agilidad.

El mundo digital, caracterizado en parte por su constante evolución y rápido avance, pone aún más en evidencia, la necesidad de la formación continua de los profesionales para estar al día con todas las tendencias. Pero ¿cuáles son las habilidades y conocimientos con los que deben contar los directivos hoy en día para liderar una empresa en el mundo digital? Los expertos de The Valley los han identificado:

– Mente analítica para basar las decisiones en resultados. La toma de decisiones importantes es una de las principales responsabilidades de todos los directivos y líderes, sin importar su tipo de empresa o sector. Por ello, pensar de forma analítica es una habilidad imprescindible de los directivos de cara a poder evaluar cada situación de forma objetiva y neutral, teniendo en cuenta todos los factores influyentes, y poder tomar decisiones basadas en datos reales que permitan resolver problemas, lograr objetivos y mejorar resultados.

– Capacidad estratégica para liderar proyectos. Gran parte del éxito de un directivo recae en su capacidad para liderar equipos. Se habla cada vez más de las diferencias entre un jefe y un líder, y es que los profesionales prefieren tener líderes de los que aprender y que les inspiren y motiven, más que jefes autoritarios que simplemente dirijan. Así, cobra especial importancia la capacidad de liderar proyectos teniendo en cuenta factores como la gestión del tiempo de cada persona, el trabajo en equipo, el seguimiento y la confianza.

– Dominio de las metodologías de trabajo innovadoras para afrontar los cambios. En la era digital, el trabajo debe ser lo más eficiente posible. Para ello, existen diversas metodologías de trabajo como Design Thinking, Lean o Agile que los directivos deben saber poner en marcha e integrarlas en sus procesos de trabajo para crear productos innovadores, mejorar en las estrategias de negocio e impulsar el negocio, sobre todo, aquellos que trabajan en el ámbito digital.

– Capacidad de gestión para poner en marcha nuevos modelos de negocio. Hoy en día es imprescindible que las compañías integren en sus estrategias nuevos modelos de negocio para seguir siendo competitivos en la economía digital y ofreciendo a los consumidores una respuesta a sus demandas y hábitos. A modo de ejemplo, una compañía que se dedique a la venta de productos o servicios, debe contar con canales de venta online como un ecommerce o un marketplace. En este sentido, la formación continua se posiciona como la clave para que los directivos puedan estar al tanto de los diversos modelos de negocio que existen y puedan implementarlos y gestionarlos exitosamente en sus empresas.

– Saber desenvolverse con las nuevas tecnologías. Cualquier directivo que quiera tener éxito en la economía digital debe contar con habilidades digitales y conocimientos tecnológicos. Y no vale con saber utilizar los dispositivos tecnológicos. Para realmente destacar, se debe estar familiarizado con las nuevas tecnologías como el IoT, el Blockchain o la Inteligencia Artificial para poder aplicarlas en las estrategias de negocio y aprovechar todos sus beneficios y ventajas.

– Soft skills, tan demandadas como las hard skills. Más allá de la capacidad analítica o de gestión, o la visión estratégica de negocios, lo directivos deben contar con soft skills que les ayuden a ser profesionales exitosos y buenos líderes. Por ello, son claves habilidades como la creatividad, la gestión del tiempo, la colaboración, la empatía, la capacidad de motivar y reconocer el esfuerzo de los demás o de adaptarse a diferentes situaciones en un entorno tan volátil.

Relacionados

Microblading: la técnica de realce estético estrella del verano del 2021, por VLUN Microblading

Tras un prolongado periodo de restricciones de la movilidad y con el relajamiento de estas…

La importancia de contar con una buena empresa de transporte para el éxito de una marca, por Transvolando

El transporte tiene un importante valor corporativo para una marca ya que en gran medida…

José Ramón Carrasco, elegido nuevo presidente del Consejo Andaluz de Procuradores de los Tribunales

El Salón de Plenos de la Real Chancillería de Granada, sede del Tribunal Superior de…

JOBarcelona´21 – IXEdición – Congreso internacional de empleo y orientación profesional

Durante tres días, más de 100 Speakers, Directores de Recursos Humanos, Miembros de los equipos…

AleaSoft: “Los PPA pueden ayudar a la industria electrointensiva, pero deben ser a precios competitivos”

El pasado jueves 10 de junio tuvo lugar el webinar organizado por AleaSoft “Perspectivas de…

SYNLAB seguirá realizando pruebas COVID-19 en los partidos de competición de la UEFA y en la UEFA EURO 2020

SYNLAB, proveedor de servicios de diagnóstico médico líder en Europa y actual proveedor de servicios…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *